¡Bienvenidos al Blog del Plan de Lectura!

.

jueves, 13 de agosto de 2020

PANDEMIA Y LITERATURA IV


   

Daguerrotipo del escritor norteamericano EDGAR ALLAN POE (1809-1849)

En 1842, Poe publicó un relato titulado La máscara de la muerte roja. Ambientada en un reino ficticio durante una epidemia de peste mortífera, narra el confinamiento del rey Próspero con muchos de sus nobles en una abadía, intentando huir de la pandemia,

Pero la muerte ya los ha marcado y no  podrán evitarla... Leedlo y veréis.


PANDEMIA Y LITERATURA III


     Hace poco menos de 350 años una epidemia de peste negra atacó la ciudad de LONDRES, provocando a su paso la muerte y el terror. En 1665, el escritor DANIEL DEFOE (1660-1731) era un niño de apenas cinco años. 

     En 1722, Defoe, famoso universalmente por su novela Robinson Crusoe, publicó otro libro en el que relataba la epidemia de peste y sus terribles consecuencias. Nos referimos a su Diarío del año de la peste ( A Journal of de Plague Year).

      
 RETRATO DE DANIEL DEFOE.

El relato de Daniel Defoe tiene tantas semejanzas con la situación que hemos vivido, que asusta un poco y, al tiempo, nos enseña que nada hay nuevo bajo el sol: los casos aislados que encubren la trasmisión comunitaria de la enfermedad, las medidas de confinamiento, las recomendaciones higiénicas con las limitaciones de la época; las consecuencias sociales y económicas. Hasta los bulos y "fake news" sobre el origen de la enfermedad y sus posibles curas milagrosas corrían por la ciudad sin necesidad de "wasap"...

 Un grabado que retrata los enterramientos rápidos de los muertos, a los que se manipulaba con un largo palo para intentar mantener la distancia.


Los muertos por las calles y la piedad y el miedo de los vivos.

                             

PANDEMIA Y LITERATURA II


     En 1348 una pandemia de PESTE NEGRA asoló Europa. El humanista italiano GIOVANNI BOCCACCIO (1313-1375) fue testigo del desastre y dejó su testimonio en un libro que inaugura la prosa de ficción en Europa y adelanta el espíritu del Renacimiento. Hablamos del conjunto de relatos titulado DECAMERON.


La obra de Boccaccio trata precisamente del confinamiento de 10 jóvenes (seis mujeres y cuatro hombres) en una finca de las afueras de Florencia para librarse de la pandemia. Para llenar el tiempo del encierro deciden contarse cuentos los unos a los otros.

                                
 En esta bella recreación del pintor J.W. Waterhouse de 1916, vemos a los jóvenes llenando ese tiempo, en apariencia vacío, que supone todo confinamiento. El cuadro lleva el título El cuento del Decameron.

La peste negra del siglo XIV causó una enorme mortandad y cambió la mentalidad de las gentes. Un amor por la vida y un deseo de mejora de la sociedad enlazarán con el desarrollo del Renacimiento.


Alegoría de la peste.

Después del horror, la muerte y la desdicha creció el valor de la vida humana y de la posición de las personas en el mundo. Y los escritores dejaron su testimonio y convirtieron la fealdad en belleza.

viernes, 31 de julio de 2020

PANDEMIA Y LITERATURA I


En el año 430 a.C. la ciudad de Atenas, inmersa en la segunda Guerra del Peloponeso, sufrió una epidemia de peste que mató a muchos de sus habitantes, alguno tan ilustre como el propio Pericles.

El arte, por supuesto, recreó esta situación.



Así lo pintó, por ejemplo, MICHIEL SWEERTS en 1654 en su cuadro LA PESTE DE ATENAS.
La literatura también se hizo eco de la epidemia. Aparte del relato directo del historiador Tucídices, un eco de la peste ateniense lo encontramos en otro testigo de la enfermedad, el gran SÓFOCLES.

                                                       

En su tragedia EDIPO REY, la peste asola la ciudad de Tebas. La epidemia es el castigo divino por el asesinato del rey Layo, que pide justicia desde el más allá.
Por supuesto, la pintura también reflejó la obra del dramaturgo griego.


Así lo vio JEAN FRANÇOIS JALABEAT en su cuadro LA PESTE DE TEBAS de 1849.

CONVIENE LEER A LOS ANTIGUOS PARA SABER QUE NO ESTAMOS SOLOS NI SOMOS LOS PRIMEROS EN PASAR POR TIEMPOS DIFÍCILES. LO PEOR DE UNA PANDEMIA ES QUE, ADEMÁS DE LA ENFERMEDAD, NOS ATAQUE TAMBIÉN LA IGNORANCIA.


jueves, 25 de junio de 2020

LECTURAS DE VERANO




«El bacilo de la peste nunca muere o desaparece, puede permanecer dormido durante décadas en los muebles o en las camas, aguardando pacientemente en los dormitorios, los sótanos, los cajones, los pañuelos y los papeles viejos, y quizás un día, solo para enseñarles a los hombres una lección y volverlos desdichados, la peste despertará a sus ratas y las enviará a morir en alguna ciudad feliz».

 ALBERT CAMUS, LA PESTE, 1947

contribuyentes Raquel García Blanco