¡Bienvenidos al Blog del Plan de Lectura!

.

sábado, 2 de abril de 2016

HARPER LEE Y GREGORY PECK


   
     COINCIDENCIAS...
     En el arte, como en la vida, hay maravillosas coincidencias. Justo cuando se cumplía el centenario del nacimiento del gran actor GREGORY PECK (1916-2003), moría en su pueblo de Alabama la escritora HARPER LEE (1926-2016).
     ¿Qué une a estos dos grandes norteamericanos?
      POR SUPUESTO, UN LIBRO.
               
El libro que el actor tiene entre sus manos, MATAR A UN RUISEÑOR (To kill a Mockingbird). HARPER LEE es una misteriosa escritora que sólo escribió esta magnífica novela. Se publicó en 1960, ganó el Premio Pilitzer en 1961 y en 1962 fue llevada al cine por el director ROBERT MULLIGAN. El protagonista de la película fue, naturalmente, GREGORY PECK. El actor encarnó de una forma inolvidable al personaje principal de la novela de LEE, el abogado ATTICUS FINCH, que deberá defender a un hombre negro acusado de un terrible delito.
 El racismo, los prejuicios sociales y económicos en un pequeño pueblo del Sur de los Estados Unidos en plena Gran Depresión, son el telón de fondo de una historia que nos hable de la rectitud moral, de la bondad humana, de la necesidad de justicia y de la inocencia de los niños.
 La película de Robert Mulligan fue nominada a ocho premios Óscar de la Academia de Hollywood, de los que ganó tres. La novela se convirtió en un clásico imprescindible de la literatura contemporánea.
HARPER LEE nunca concedió demasiadas entrevistas y murió discretamente en una residencia de ancianos de su pueblo de Alabama, Monroeville. Nunca se casó ni tuvo hijos.
RECOMENDAMOS a todos la lectura de MATAR A UN RUISEÑOR, así como el visionado de la maravillosa película de ROBERT MULLIGAN del mismo título, con un inolvidable GREGORY PECK. El resto de la filmografía del actor puede buscarse en Internet y se recomienda igualmente.
El año 2016 ha vuelto a unir a estas dos personas notables, como en la fotografía donde posan juntos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

contribuyentes Raquel García Blanco